17 Abril 2010

DSCN4757

Hace tres días Lilo tuvo que ser ingresado porque empezó a vomitar y a tener diarreas, dejó de comer y de querer jugar. Hoy parece que ha dejado de vomitar y de tener diarras sanguinolentas. Parece que el dolor abdominal va mejorando.

dscn0497

Nos han llamado diciendo que nos van a devolver una perra que adoptaron en 2008. Se llama Pitu y era muy cariñosa y juguetona. Por lo visto se come todo lo que pilla y se porta mal en casa. No entendemos por qué pasa esto después de tanto tiempo, pero está claro que no podemos decir que no.

De momento van a mantenerla un tiempo, a ver si encontramos un adoptante pronto. A ver si podemos moverla entre todos porque para la pobre debe ser un palo después de año y medio salir de una casa y que la dejen en un albergue otra vez, sola, sin sus dueños.

2 comentarios:

virgi dijo...

Un amigo es para toda la vida, si se porta mal, hay adiestradores para estos casos, no hay justificación para "devolver" a un perro,no es un juguete, por dios, ni después de un mes, ni después de año y medio(caso aún más traumático para el pobre animal). esto es otro abandono....increíble!!

Olga dijo...

Menuda panda, ¡qué se come todo! Pues que la lleven a hacer ejercicio y verás como ni se acuerda de comer nada. Vamos, que es la forma fina de decir que se han hartado de la perra, espero que los hijos les salgan delincuentes, a ver a quien se los devuelven