29/10/2010

 

La operación de Ailen fue mucho más complicada de lo esperada. En total, siete horas de cirugía, tras las que la perrina ya estaba queriendo caminar a los diez minutos. ¡Toda una campeona!

En la operación le enderezaron la muñeca y le colocaron una plaza para fijar la articulación. Durante la intervención descubrieron una fractura de radio que no había soldado, y una espiga enorme en dicha zona.  A parte de todo, encontraron un perdigón alojado en la masa muscular del lomo.

Estamos muy agradecidos del trabajo que han hecho y también por Rosi, que tiene a Ailen en acogida y que le va a dar un montón de mimos para que se recupere lo antes posible.

Recordad que cualquier ayuda económica para la operación os lo agradeceríamos eternamente.

 DSC00673 DSC00681 DSC00683 DSC00684 DSC00685

DSC00687

1 comentario:

Olga dijo...

El hijo puta que disparó el perdigón espero que esté en el infierno