14/03/2011

 

Así se quedan nuestros niños después de pasar tres horas con ellos, cuando ya se han cansado de jugar y de comer. Unos santos, que ni ladran ni nada.

 

1 comentario:

Maika dijo...

El colmo de la educación!!!! Parece que les deis clases de buena conducta y disciplina!!! Un video estupendo, y lo mas estupendo vosotros, dedicados en cuerpo y alma a los peludos!!! Gracias por ser como sois.