06/05/2011

 

Collarín sigue recuperándose de sus heridas. Está feliz de la vida en una casa y nos va a dar mucha pena cuando tenga que volver al albergue. Se porta genial, y al vivir en un pueblo, sale todos los días suelto, y aunque le llevamos al campo de paseo, nunca se aleja de nosotros.

100_2699 100_2669 100_2641 100_2752100_2657 100_2726 100_2668

No hay comentarios: