25/04/2011

 

Hoy vimos que Pedro tenía una especie de costra encima de los ojos. Como hace poco le tuvimos que llevar al veterinario porque tenía la cara hinchada, decidimos llevarlo a León, a una de nuestras casas de acogida, para mañana llevarlo al veterinario a ver qué nos dicen, si tiene algo que ver, porque el pobre no hace más que rascarse.

El pobre Pedro cuando vio lo que era una casa, se moría de felicidad. Se portó genial, todo el rato en su mantita, durmiendo. El baño fue un poco más traumático, pero quedó muy limpito.

 100_2095  100_2100 100_2102 100_2107

No hay comentarios: