27/06/2011

 

Otro día más de solecito en el albergue. Más de un perro aprovecha la bañera que tenemos con agua para darse un chapuzón y aliviar un poco el calor. Otros, como Zape, prefieren no salir de su cuarto y resguardarse a la sombrita.

100_5085 

Da gusto ver a Carusa, que ha mejorado muchísimo desde la operación y ahora tiene una cara de contenta que no puede con ella. Cuando llegamos viene a recibirnos dando saltitos y lametazos. A los diez segundos se cansa y decide ir a tumbarse a algún rinconcito fresco.

100_5119

No como Crispin, que no se cansa nunca y siempre le tenemos detrás, con esa lengua gigante que parece un filete colgando de un lado para otro. El pobre no hace más que intentar llamar nuestra atención para que le demos mimos, y como es pequeño, no para de saltar por encima de las casetas para que le veamos bien.

100_5110
100_5114 100_5121

Aprovechamos para hacerle alguna foto chula a Zasca, una perrita encantadora que lleva toda la vida buscando una mamá o un papá, pero, por alguna razón, nadie se fija en ella.

100_5202  
100_5211 100_5212

Y por último tenemos a los más traviesos del lugar, que encima son los más grandes. En el siguiente vídeo podéis ver a Zeus y a Lear haciendo de las suyas.

 

Una vez que se cansó Lear, Zeus probó suerte con Rex, al que también le va la marcha. Después Carusa entró en acción y les cortó el rollo de una forma un poco extraña.

En verano ningún día es aburrido en el albergue, así que ya sabéis, pasaros por aquí un día a verles, que os vais a divertir.

No hay comentarios: