05/10/2011

 

Esta vez, el día se lo dedicamos a Selva, nuestra pequeña gran joya. El día 30 de Septiembre fue llevada a Madrid para que la viera un oftalmólogo de confianza. Allí se la examinaría el estado de sus ojitos, para ver si se podía arreglar la ceguera o si era necesario cerrarle las cuencas para evitar infecciones.

DSCN7854

Los resultados no fuero nada buenos. El motivo del estado de Selva son dos perdigones, los cuales destrozaron ambos ojos. Una vez más la crueldad humana no tiene límites y nos muestra hasta el punto al que puede llegar.

DSCN7849

La solución fue operar a Selva para reducir el tamaño del tercer párpado de sus ojos, con el fin de mejorar su estado y estética. Recuperar su visión es totalmente imposible, y cerrarle los ojitos no es nada recomendable, ya que el calor de los perdigones cauterizó la herida, de manera que las infecciones no son posibles.

DSCN7841

DSCN7859

Su aspecto ha mejorado muchísimo, aunque no pueda volver a ver. Ella sigue igual de contenta que siempre, defendiéndose de maravilla en el albergue. Todos, incluyendo sus compañeros perrunos, la queremos muchísimo.

DSCN7832

Muchísimas gracias a Arturo y a Eva, dos de nuestros colaboradores, por conseguir que Selva visitara a uno de los mejores oftalmólogos de España. Y gracias también a la Clínica Veterinaria Ocaña de Madrid y al veterinario Javier Esteban Martín por intentar ayudar todo lo que estuvo en sus manos. Millones de gracias.

DSCN7831

2 comentarios:

MARIA JOSE dijo...

Que pena :-( bueno pena no es la palabra!! Estoy realmente indignada y llorando.
Estos días no hice más que pensar en ella (mi ahijada). Esperaba que tuviera una oportunidad y que pudiera llegar a conseguir algo de visión.
No se podria denunciar a su propietario (el del microchip)? por que lo de los perdigones es un hecho demostrable.
No le llega con abandonarla en el campo a su suerte; que le quita la posibilidad de defenderse por si misma y de que otra familia la quiera adoptar.

Olga dijo...

No tengas pena por ella, seguro que es mucho más feliz ciega y en el albergue que con vista y con el hijo de puta de su "dueño". Ese sí que da pena, haber tenido esta joya y tratarla así, espero que exista la justicia divina y todo se vuelva en su contra, porque si contamos con la justicia humana es más fácil que metan un paquete al que trata bien a los animales y no al que los maltrata