08/08/2011

 

Hoy nos han vuelto a dejar un regalo en la puerta de albergue. Una vez más, exhibimos la poca vergüenza que tiene la gente.

Le hemos llamado Moco. Lo dejaron atado en la puerta del recinto del albergue. El pobre no dejaba que se acercase nadie y nos fue imposible cogerle hasta la tarde, por lo que estuvo varias horas al sol. Además, tampoco quiso comer ni beber. Finalmente, pareció tranquilizarse y nos dejó que le metiéramos en uno de los cuartos. Allí bebió agua y se relajó un poquito.

100_6487

Es un perro precioso y muy muy activo. Hemos intentado acercarle al resto de perros muy poco a poco, ya que no está esterilizado y puede que sea dominante, lo que provocaría problemas entre nuestros perros.

100_6500  100_6501

No parece ser agresivo, aunque no controla muy bien sus energías y, a veces, parece imponerse sobre alguno de los machos. De momento está guardado en uno de los cuartos, al menos hasta que veamos que se le puede dejar suelto con los demás.

100_6488 

Es increíble que aún nos sorprendamos con esta clase de cosas. ¿Cómo puede un ser humano tratar a un animal, a una mascota, a un amigo, como si fuera un mueble más? Es absolutamente incomprensible.

100_6475 100_6445

Aprovechamos para decir, a todos aquéllos que crean que dejar así a un animal es hacerle un favor, que esto es un ABANDONO que puede ser multado por la ley, además de ir en contra de la ética que toda persona DEBERÍA tener. Sólo deseamos que esta clase de gente reciba algún día la misma moneda, que reciba el mismo trato que ha dado.

 100_6479

No hay comentarios: