MOCO

 

ficha 

Moco fue abandonado en la puerta de nuestro albergue. Estaba atado con una cadena, al sol y sin comida ni agua. Estaba bastante nervioso, aunque no parecía asustado. Nos costó bastante cogerle pero, al final, acabó bastante cansado de tirar de la cadena y nos dejó meterle en uno de los cuartos.

100_6445

Aunque es muy nervioso, no es nada agresivo. Con nosotros se porta genial, aunque es un poco bruto. Le encanta que le hagan caso y que le den mimos.

100_6450

Además, se nota que el pobre tiene unas ganas de correr y hacer ejercicio impresionantes. Cuando le hemos tenido atado tiraba sin cesar y, al soltarle, corría por todo el recinto sin parar, explorándolo todo y conociendo a sus nuevos amigos.

100_6479 100_6480

De momento lo tenemos guardado en uno de los cuartos debido a que aún no le conocemos demasiado y no sabemos cómo se portará suelto en el albergue. Además, al ser muy nervioso puede alterar a otros perros y desencadenar un problema peor. De cualquier forma, todos los días se suelta un ratito para que corra y se vaya adaptando, siempre con alguno de nuestros voluntarios presente.

100_6487

100_6500 100_6495

En general, es un perro precioso y muy activo. Se porta muy bien con las personas y, de momento, no parece problemático con los perros.

100_6488

----------------------------------------------------------

Moco falleció el 25 de Agosto de 2011. Fue llevado al veterinario para ser esterilizado y, al ponerle la anestesia, algo iba mal: estaba teniendo un fallo cardíaco. Fue imposible reanimarlo y allí, con toda la vida por delante, se fue.

Tras hacerle la autopsia, los veterinarios descubrieron que tenía una malformación en el corazón, posiblemente de nacimiento, y que habría sido imposible de haber previsto.

Con todo nuestro dolor le hemos dicho adiós, tras un tiempo tan corto a nuestro lado. La vida es así de injusta, aunque luchemos a diario por cambiarla. Hasta siempre Moco.

No hay comentarios: