16/02/2012

100_0234

Otro perrito más. A Waldo le encontramos de pura casualidad, solo y tirado en una acera. Al acercarnos vimos que cojeaba y lloraba en cuanto le tocábamos. Enseguida le llevamos al veterinario y comprobamos que no tenía chip. La cojera está causada por una lesión en la cadera que le ha desencajado parcialmente una patita trasera. Necesita mucho reposo y una medicación especial para poder soldar los huesos y que vuelva a caminar con normalidad. Cruzamos los dedos porque no empeore y haya que operar porque no sabemos de dónde sacaríamos el dinero.

100_0233

No hay comentarios: