23/03/2012

100_0928

Hoy hemos tenido que decir adiós al grandullón, al líder de la manada, a Sultán.

Ayer le vimos tan pachuchín en el albergue que decidimos llevarle de acogida temporal para vigilarle. El pobre no apoyaba nada una de sus patitas traseras, se hacía pis encima y nos miraba con unos ojitos apagados y tristes, nada propios de Sultán. Ni siquiera nos aullaba como hacía siempre.

Al llegar a casa, le cambió el caracter completamente y por unas horas volvió a ser él mismo. Salió de paseo, movía la cola e incluso se subía encima de las cosas buscando comida.

Hoy por la mañana le encontramos muy apagado, no quería ir de paseo así que le sacamos al patio de la casa para que al menos le diese el aire y el solecito. En todo el día no se movió ni quiso comer y se seguía orinando encima, como si no pudiese controlarlo. En las fotos podéis ver como ni siquiera nos miraba, nos esquivaba, como si no quisiera que le viesemos así.

100_0927

Por la tarde le llevamos al veterinario y las ecografías revelaron que tenía un tumor en el riñón y un montón de sangre por todo el cuerpo que le apretaba la vejiga y por eso no podía controlarse. La decisión era dura pero muy clara. Sultán estaba sufriendo y poco se podía hacer por él ya, así que tuvimos que intentar no ser egoistas y dejarle marchar por mucho que a todos nos doliera.

Hasta el último momento estuvimos dándole besos y caricias para que al menos tuviera una despedida dulce. Nos duele que el pobre no haya tenido nunca su oportunidad, ni siquiera ahora que iba a pasar a estar en acogida y podría disfrutar de una vida en compañía con gente que le quería y que saldría todos los días de paseo y podría conocer la buena vida de un perro, la que aquellos que le abandonaron le arrebataron.

La muerte de nuestro querido Sultán ha sido un palo muy duro para todos, y más viendo lo mucho que había progresado en los últimos años, pero estamos muy orgullosos de haberle conocido.

No hay comentarios: