26/02/2012

100_0388

Así de bien se lo pasó Libra los días que ha estado de acogida, recuperándose de la esterilización. Nos sorprendió muchísimo el cambio que dio dentro de casa, porque en el albergue era un culo inquieto y todo el rato estaba haciendo el burro, lo normal en un cachorrito de ocho meses, pero con la diferencia de que Libra pesa cuarenta kilos. Pero se ve que recibiendo mimos y atención se convierte en una perra tranquila y obediente y ahora es una perra completamente distinta.

100_0381

Y no solo es buena dentro de casa, que la pobre cuando vio que tenía cama propia no quería salir de ella, sino que de paseo también se portó muy bien, e incluso probamos a soltarla y todo fue genial. Una pena que haya tenido que volver al albergue ahora que ya está recuperada, esperando que alguien la adopte.

100_0389 100_0395 100_0394

No hay comentarios: