RAY

100_2409
Nombre: Ray
Raza: Mestizo
Edad: 10/03/2009
Detalles: En acogida. Rehabilitándose.

Madrina: Henar




Historia

Ray apareció atropellado en la carretera. Una mujer lo encontró y lo llevó a su casa, y enseguida se puso en contacto con nosotros para que la ayudásemos. Al poco rato lo recogimos y lo llevamos directo al veterinario, puesto que no podía andar y tenía heridas muy profundas en su cuerpo.
Después de un examen exhaustivo, nuestra veterinaria nos informó de que Ray tenía una luxación en la cadera, una patita rota y unas heridas muy profundas e infectadas. El diagnóstico era complicado, pero tuvimos suerte desde el primer día. Nuestra amiga y voluntaria Rosi, la misma que acogió a Ailen, se hizo cargo de Ray y de su recuperación. Muchísimas gracias Rosi, de corazón.

IMG-20120310-WA0002 DSC00493

Ray se ha ido recuperando poco a poco. Ha pasado de ser un perro callejero y, encima, atropellado, a ser un perro súper bueno, cariñoso y casi curado por completo. El cariño y los cuidados hacen milagros, y una vez más os lo podemos demostrar. Actualmente, Ray puede andar casi sin dificultades. Tiene recuperadas sus heridas y fracturas, y sólo necesita reforzar sus músculos traseros.

100_2360 100_2390

Caracter

CON OTROS PERROS:
Ray no tiene ningún problema con otros perros. Desde que fue recogido ha vivido en una casa de acogida junto con otros perros, machos y hembras y de diferentes tamaños. Nunca ha habido ningún problema con ellos.

100_2353

CON PERSONAS:
A Ray le gustan más las personas que los perros. Es buenísimo y muy, muy cariñoso. Le encanta estar en compañía de las personas, especialmente de su mamá de acogida. Es un perro muy agradecido y bueno. Le gustan mucho los niños. Cuando está muy contento da pequeños pellizcos con sus dientes, sin morder ni hacer ni pizca de daño, sólo mostrando su felicidad.

100_2398

DE PASEO:
Por ahora, Ray va atado durante su paseo, aunque en el jardín de su casa es totalmente feliz. Se porta de maravilla siempre, aunque por un tiempo hay que cuidar de él durante los paseos, puesto que aún tiene débil el cuerpo.



EN UN PISO:
Se porta estupendamente en su casa de acogida, por lo que en otros hogares será seguramente igual de feliz.

100_2411

100_2378